La evolución de la facturación electrónica en México ha sido marcada por la transición del CFDI 3.3 al CFDI 4.0, mostrando un avance en la gestión fiscal y la precisión de los comprobantes fiscales emitidos. El CFDI 4.0, implementado oficialmente desde marzo de 2023, es ahora el estándar obligatorio para la emisión de facturas electrónicas en el país. 

Esta nueva versión introduce mejoras tecnológicas y de seguridad para fortalecer el cumplimiento fiscal y la transparencia en las operaciones comerciales. En este post, conocerás las diferencias entre ambas versiones y cómo el CFDI 4.0 mejora las capacidades del sistema 3.3 ofreciendo un entorno más controlado y seguro. 

Aprende qué regímenes fiscales existen y cuál te conviene para gestionar mejor tus responsabilidades fiscales.

Gráficos en una hoja, junto a un teléfono con la calculadora abierta

¿Qué es el CFDI? 

El Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) es una factura electrónica que registra la compra de productos o servicios, especificando la fecha, el importe y los impuestos correspondientes. Este comprobante garantiza la validez legal y fiscal de las operaciones comerciales ante el SAT, siendo aplicable tanto para personas físicas como morales.

Desde su implementación en México desde el 2005, el CFDI ha ofrecido los siguientes beneficios para las empresas: 

  • Simplifica el control de transacciones económicas.
  • Facilita la gestión de ingresos y gastos mediante su integración con el SAT.
  • Optimiza la facturación y reduce costos al eliminar las facturas impresas.

¿Qué es el CFDI 3.3?

El CFDI 3.3 es una actualización del Comprobante Fiscal Digital por Internet en México, implementada por el SAT para optimizar la emisión y gestión electrónica de facturas. Esta versión mejora la eficiencia y transparencia, asegurando el cumplimiento fiscal y sustituyendo las facturas en papel con un sistema más estructurado y detallado.

Esta versión CFDI 3.3 implementada en México en 2018, trajo los siguientes cambios al sistema:

  • Validación mejorada: se introdujeron 46 nuevas reglas de validación, que son los requisitos establecidos por el SAT para asegurar que la información en las facturas electrónicas se ingrese de manera correcta y coherente. Respetando aspectos de forma, sintaxis, cumplimiento del anexo 20 y validaciones de complementos.
  • Restricciones en números negativos y ceros: la facturación 3.3 eliminó el uso de números negativos y ceros como valores para evitar errores o inconsistencias.
  • Clave de confirmación: se usa al superar el monto establecido en el catálogo de tipo de comprobante. Este campo es obligatorio cuando el monto de la factura excede los 100 millones de pesos o cuando los tipos de cambio son muy bajos o altos, aplicable a recibos de ingreso, egreso y recepción de pagos.
  • Complemento para pagos diferidos: permite identificar el momento exacto del pago de una venta. Este complemento se emite con cada pago recibido o acumuladamente por mes, siempre que sean para un mismo receptor. Si se paga en total al momento de la facturación, solo se registra la forma de pago, sin necesidad de emitir el complemento.
  • Implementación de catálogos: a través de listados estandarizados y publicados por el SAT que contienen claves para clasificar productos y servicios en facturas, asegurando precisión y coherencia en la información fiscal.
  • Actualización de atributos: siguiendo las especificaciones del anexo 20, se eliminaron 40 atributos y se añadieron 22, dando un total de 65 atributos que mejoran la precisión de la información fiscal. 

Estos atributos pueden incluir, por ejemplo, el método de pago, detalles de impuestos por cada concepto, o información del emisor. 

¿Qué beneficios introdujo la facturación 3.3 para empresas y contribuyentes?

La facturación 3.3 benefició a empresas y personas al automatizar y simplificar la declaración de impuestos, optimizando tanto la gestión interna como la conformidad con el SAT. Estos son algunos de los beneficios más importantes que trajo la facturación 3.3:

  • Simplificación de procesos contables: facilitó la gestión contable como la emisión de facturas y conciliaciones de pagos de forma más clara y simplificada, permitiendo a las empresas adaptarse rápidamente a cambios en el entorno fiscal.
  • Facturación detallada: utilizó un nuevo catálogo que incluye una lista estandarizada de productos y servicios y que proporciona claves específicas por operación, aumentando la precisión para el SAT y simplificando la auditoría fiscal.
  • Fomento de la automatización de procesos fiscales: facilitó la automatización de los procesos fiscales, como declaraciones de impuestos y auditorías fiscales entre los contribuyentes y el SAT, mejorando la eficiencia y transparencia en el intercambio de información.
Una mano sosteniendo un teléfono con la aplicación de calculadora abierta. De fondo, se ven pantallas con gráficos financieros y datos

¿Qué es CFDI 4.0? Versión nueva y vigente de la facturación electrónica 

El CFDI 4.0 es la nueva versión de facturación electrónica del SAT que entró en vigor en 2022. Vigente desde el 31 de marzo de 2023, es la única versión permitida para emitir CFDI, dejando atrás la facturación versión 3.3. 

En 2023, durante su implementación gradual, los contribuyentes emitieron más de 10 mil millones de facturas electrónicas. La implementación de CFDI 4.0 introduce los siguientes cambios:

  • Actualización del complemento de pagos 2.0: se introducen detalles adicionales sobre tributación que especifican si los pagos están sujetos a impuestos y proporciona un resumen de los importes totales e impuestos correspondientes, mejorando así el seguimiento y cumplimiento fiscal.
  • Uso obligatorio de dirección fiscal: es obligatorio incluir el código postal en direcciones fiscales de emisores y receptores, asegurando la veracidad de la información.
  • Cambios en la emisión para el público general: se debe validar información adicional del emisor y registrar datos específicos en la emisión de CFDI para terceros, incrementando la transparencia.
  • Nuevas reglas para cancelación de CFDI: es obligatorio indicar al SAT el motivo de la cancelación de los CFDI. Si el motivo es “Comprobante emitido con errores con relación”, se debe vincular el folio fiscal del nuevo comprobante. 

Las cancelaciones de facturas solo se permiten para el ejercicio fiscal en curso, ya que los plazos para realizar cancelaciones han sido actualizados por la autoridad fiscal.

  • Eliminación de la clave de uso “Por Definir”: antes de la Reforma Fiscal de 2022, se permitía utilizar la clave “Por definir” en los CFDI, lo que permitía especificar el uso fiscal del comprobante posteriormente. Esta opción ha sido eliminada, exigiendo ahora especificar su uso en el momento de emisión del comprobante.
  • Ajustes en operaciones de exportación: se agregó un campo para identificar si el comprobante corresponde a una operación de exportación. Para validar la factura, los proveedores deben usar una clave actual del catálogo “Exportación”. En ciertos casos, también será necesario incluir el complemento para comercio exterior.

Aprende cómo facturar o generar un CFDI 4.0 y cumple con tus responsabilidades fiscales.

Diferencias entre la CFDI 3.3 y CFDI 4.0 

La evolución del CFDI  3.3 al CFDI 4.0 se debió principalmente a la necesidad de combatir la evasión fiscal y la manipulación de cargas tributarias a través de irregularidades en los comprobantes fiscales. Además, se buscó mejorar la precisión en la captura de datos y fortalecer la seguridad para prevenir problemas como el robo de identidad.

 Estas son las principales diferencias entre ambas versiones:

1. Complementos de información

  • CFDI 3.3: ofrecía un número limitado de complementos, como nómina, recepción de pagos, INE, comercio exterior y estado de cuenta por combustibles, estos elementos, añadidos a los comprobantes, incluyen información específica y regulada, protegida por el sello digital de la factura.  
  • CFDI 4.0: amplía la variedad de complementos disponibles, incluyendo los relativos a información de pago, expedición de nómina y recepción de pagos, lo cual facilita una mejor gestión de la información fiscal.

2. Catálogo de productos y servicios

  • CFDI 3.3: contaba con una lista estándar y reducida para el llenado del campo “Clave del producto o servicio”.
  • CFDI 4.0: presenta una lista actualizada y más amplia de productos y servicios, además de incluir más opciones de unidades de medida para estandarizar aún más la información. Como en el caso de los campos de descuento y cargo, que ahora forman parte del agrupamiento más amplio bajo “Conceptos”. 

3. Validación de comprobantes

  • CFDI 3.3: menos riguroso en cuanto a la validación de formatos y confirmación de recepción.
  • CFDI 4.0: introduce validaciones más estrictas, como el formato específico del RFC y la obligación correspondiente a que el receptor confirme la recepción del comprobante para su validez.

4. Régimen fiscal

  • CFDI 3.3: solo se incluía el régimen fiscal del emisor.
  • CFDI 4.0: requiere el régimen fiscal tanto del emisor como del receptor.

5. Uso del CFDI

  • CFDI 3.3: no era obligatorio indicar el uso específico del CFDI; se podía emplear la clave P01, “Por definir”.
  • CFDI 4.0: el uso del CFDI debe corresponder al régimen fiscal, y ya no se puede usar la clave P01. Se requiere especificar claramente el propósito del comprobante.

6. Información del receptor

  • CFDI 3.3: requería únicamente el RFC del receptor como dato obligatorio.
  • CFDI 4.0: exige incluir tanto el nombre o razón social como el domicilio fiscal del receptor y del emisor.

7. Facturación global

  • CFDI 3.3: no se incluía el nodo “InformacionGlobal”.
  • CFDI 4.0: se requiere incluir detalles como periodicidad, meses y año en el nodo “InformacionGlobal” para facturas globales.

8. Determinación del objeto de impuesto

  • CFDI 3.3: no existía requerimiento para indicar si la operación estaba sujeta a impuestos.
  • CFDI 4.0: se debe indicar si la operación es objeto de impuestos mediante la clave “ObjetoImp”.

9. Identificación de exportaciones

  • CFDI 3.3: no se requería identificar las operaciones de exportación.
  • CFDI 4.0: se debe especificar claramente cuando las operaciones son de exportación. 

¿Cómo ayuda el CFDI 4.0 en la gestión de las empresas?

La implementación del CFDI 4.0 facilita la gestión empresarial al permitir una integración más fluida entre sistemas de facturación y plataformas fiscales. Esto ayuda a las empresas a mejorar la precisión en su reporte de ingresos y gastos, optimizando el cumplimiento fiscal y reduciendo errores en auditorías.

Te presentamos cinco de sus principales beneficios:

1. Garantiza el cumplimiento fiscal

La adopción del CFDI 4.0 asegura que las empresas cumplan con las normativas fiscales vigentes, reduciendo el riesgo de enfrentar auditorías y posibles sanciones por incumplimientos.

2. Fortalece el control y la transparencia

Con la inclusión de campos adicionales y más detallados, el CFDI 4.0 permite un mayor seguimiento y control sobre las transacciones, favoreciendo así una mayor transparencia y generando datos más precisos y completos para las operaciones comerciales.

3. Mejora la estandarización 

El CFDI 4.0 unifica los formatos fiscales, permitiendo que los sistemas de las empresas y las autoridades fiscales se comuniquen y funcionen juntos sin problemas. Esto simplifica la transmisión de información fiscal, reduce errores de compatibilidad y agiliza las auditorías y revisiones.

4. Promueve la innovación tecnológica

Considerando los desarrollos tecnológicos recientes, el CFDI 4.0 ha sido diseñado para ser más adaptable y flexible, incorporando tecnologías como códigos QR y otros mecanismos de seguridad que mejoran la funcionalidad y la seguridad de las facturas electrónicas.

5. Refuerza la seguridad y autenticidad de los comprobantes

La versión actualizada introduce mejoras en los elementos de seguridad, como sellos digitales y verificaciones adicionales del SAT, lo que aumenta la confiabilidad en la autenticidad de los documentos fiscales.

Pantalla de computadora con un programa de desarrollo abierto, destacando una aplicación de calculadora en primer plano

Asegura tu cumplimiento fiscal con facturación CFDI 4.0 de Abaccor

El CFDI 4.0 en México es un requisito obligatorio que busca modernizar el cumplimiento fiscal. Para adaptarse adecuadamente, las empresas deben actualizar sus prácticas de facturación y asegurarse de que sus sistemas de gestión administrativa y contable sean lo suficientemente sólidos y escalables para esta y futuras actualizaciones con eficacia.

Si tienes una PYME es primordial mantener tus operaciones actualizadas. Con Abaccor nuestro software de administración y contabilidad para pequeños y medianos negocios en México, podrás mejorar tu facturación electrónica CFDI, adaptándote a las actualizaciones según los cambios de la legislación mexicana.

Toma el control de tus facturas electrónicas con Abaccor

Abaccor simplifica la gestión administrativa, contable y fiscal de PYMES e independientes, ayudándoles a concentrarse en el crecimiento de sus negocios. Sabemos que las exigencias fiscales y el tiempo que se gasta en contabilidad podrían afectar tus ingresos y limitar oportunidades de negocios.

Con nuestra plataforma, puedes emitir y descargar facturas electrónicas de forma rápida y, además, beneficiarte de estas funciones: 

  • Complementos integrados: incluye facturación 4.0 y complementos de pago 2.0, que amplían las capacidades del sistema de facturación.
  • Catálogos de productos y clientes: facilita la gestión y el acceso a información actualizada de productos y clientes a través de catálogos integrados.
  • Descarga masiva de CFDIs: permite la descarga de una amplia variedad de documentos fiscales, incluyendo facturas, complementos de pago, nóminas, notas de crédito y Carta Porte.
  • Funciones de gestión avanzadas: permite la descarga e importación de facturas, proporcionando también soluciones de almacenamiento y un visor de facturas para una mejor organización.
  • Compatibilidad con múltiples formatos: ofrece la posibilidad de descargar los documentos en formatos Excel, XML y PDF, adaptándose a las necesidades de cada usuario.

Optimiza tus procesos fiscales con Abaccor ¡Regístrate para usar de forma gratuita por 15 días! 

Preguntas frecuentes (FAQ) sobre diferencia entre facturación 3.3 y el CFDI 4.0

¿Qué es el CFDI 4.0?

El CFDI 4.0 es la nueva versión del Comprobante Fiscal Digital por Internet en México, que sustituye al CFDI 3.3. Este documento electrónico se utiliza para la emisión y recepción de facturas, incluyendo comprobantes de ingreso, egreso, traslado, nómina y pago, todos certificados por el SAT.

¿Por qué se realizó la transición de la facturación 3.3 a CFDI 4.0?

La transición de la facturación 3.3 a CFDI 4.0 se implementó debido a que las autoridades identificaron problemas de evasión fiscal y errores en los comprobantes emitidos bajo el sistema anterior. 

¿Cuáles son los datos obligatorios en el CFDI 4.0?

Los datos obligatorios en el CFDI 4.0 son:

  • Nombre o razón social del receptor.
  • Régimen fiscal del emisor y receptor.
  • Domicilio fiscal del receptor y lugar expedición.

¿Existen sanciones por no cumplir con los requisitos del CFDI 4.0?

Sí, existen sanciones por no cumplir con los requisitos del CFDI 4.0. Según el artículo 84 del Código Fiscal de la Federación, las multas por no emitir correctamente las facturas en esta versión pueden oscilar entre 17,000 y 97,000 pesos. 

Adicionalmente, se aplicarán multas de 400 a 600 pesos por cada CFDI que no cumpla con los estándares establecidos por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Puede interesarte conocer sobre los usos del comprobante fiscal CFDI 4.0 para evitar tener multas o auditorías.

¿Qué beneficios trae el CFDI 4.0 para mi empresa?

El CFDI 4.0 ofrece los siguientes beneficios para tu empresa:

  • Mayor seguridad en facturación: asegura que las facturas emitidas son más seguras gracias a la implementación de protocolos mejorados y la necesidad de detalles más exhaustivos.
  • Registro de información detallado: con la obligatoriedad de incluir más campos en las facturas, como descripciones detalladas de productos y unidades de medida, así como información fiscal ampliada de las partes involucradas, las empresas pueden mantener un registro más completo y preciso de todas las transacciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *